Go to Top

PROGRAMAS DE COMPLIANCE Y RESPONSABILIDAD PENAL DE LA PERSONA JURÍDICA

Con la entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/2010, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, se introdujo en el ordenamiento jurídico español un régimen de responsabilidad penal de las personas jurídicas por el cual la persona jurídica será penalmente responsable por los delitos cometidos por (i) sus representantes legales o personas con capacidad de decidir por la persona jurídica o ejercer control en su seno; o (ii) las personas sujetas a la autoridad de los reseñador en el punto anterior debido a que no fueron objeto de un control, supervisión o vigilancia suficientes por parte de los primeros.

El régimen de responsabilidad penal de las personas jurídicas sufrió una importante modificación con la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Entre otros aspectos, se definieron las características que debe poseer un modelo de organización y gestión (también conocidos como programa de cumplimiento o compliance) para que, en caso de estar efectivamente adoptado y ejecutado antes de la comisión del delito, la persona jurídica quede exenta de responsabilidad penal.

De acuerdo con el Código Penal, los programas de compliance deberán poseer los siguientes elementos:

  1. Identificarán las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
  2. Establecerán los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.
  3. Dispondrán de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.
  4. Impondrán la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.
  5. Establecerán un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.
  6. Realizarán una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

Por último, es importante reseñar que de acuerdo al Código Penal la implantación de un programa de compliance en los términos reflejados en el párrafo anterior no será suficiente para eximir a la persona jurídica de responsabilidad penal si el delito ha sido cometido por sus representantes legales o personas con capacidad de decidir por la persona jurídica o ejercer control en su seno, debiendo cumplir una serie de requisitos adicionales.

 

Deja un comentario